Pollo sentado a la cerveza, receta mexicana

Pollo sentado violado con botella de cerveza

Si me preguntas por una forma fácil de hacer un pollo asado siempre te diré que el pollo sentado a la cerveza es el mejor. Y es que no tiene ningún secreto y sale delicioso. Queda un pollo ¡para chuparte los dedos!Pollo sentado violado - TinaCocina.com

Aunque la verdad sea dicha, yo no soy mucho de hacer pollo asado. Soy de las de cuando me apetece un domingo llamo a la pollería y encargo un pollo con sus patatas asaditas. Además al lado de casa hay un local donde los hacen bastante buenos, así que pienso que para qué liarme.

Pero bueno, de tanto en tanto lo hago en casa y esta es la receta estrella, porque es súper fácil y queda muy rico. Es tan simple como coger una botella de cerveza y sentar el pollo encima de ella. Con el calor la cerveza va saliendo y se va evaporando, haciendo así que el pollo quede tierno y jugoso. Y ¡ta chaaaaan! ¡Pollo listo! Y las patatas que le acompañan quedan… Ohhhh ¡qué ricas!

ORIGEN DEL POLLO SENTADO

La receta del pollo sentado la encontré hace muchísimo tiempo por internet, que no es que la haya inventado yo, puede ser que tu la hayas visto también por ahí, pero quería compartirla contigo, por si no la conoces que no te quedes sin probar esta receta tan original.

He estado investigando un poco sobre el origen de esta receta y resulta que el pollo sentado es típico del norte de México, de Monterrey, donde se le llama “pollo violado“. Así que para hacerla mexicana de verdad he elegido una cerveza de allí, la Coronita. Aunque si quiero ser mexicana autentica allí le llaman Corona. También lo puedes hacer con una lata en lugar de una botella, la cuestión es que uses una cerveza bien rica. Y que te tomes un buen trago a mi salud ?

Ayyy México… Ya te he dicho alguna vez lo mucho que me gusta este país y su comida.

[thrive_leads id=’1128′]

VIAJANDO A MÉXICO

Mi primer gran viaje fue a México y no se me olvidará jamas.

Dani y yo acabábamos de irnos a vivir juntos y pensamos en hacer una “luna de miel”. Él decidió prepararme un viaje sorpresa, así que yo no tenía ni idea de dónde íbamos. Intentaba sonsacarle algo pero no había manera, ¡este chico sabe guardar bien un secreto!

Unos días antes de irnos de viaje me dijo:

  • Tina, ¿tienes pasaporte?

¿Eing? Si no he salido nunca de España.

  • No, no tengo pasaporte. ¿¿¿Dónde vamos???
  • No te lo voy a decir. Ve haciéndote el pasaporte. ¡Ah! y prepara la maleta con ropa de verano.
  • ¿Ropa de verano? ¡Pero si estamos en Octubre!

Me quedé muerta ?

El día que salía nuestro vuelo llegamos al aeropuerto y me tuvo un buen rato paseando por delante de toooodos los mostradores de facturación: Roma, Moscú, Tokio… Hasta que paró delante de Cancún ¡mola!

Allá que nos fuimos cruzando el charco a recorrernos la península del Yucatán. Y al llegar allí me enamoré.

  • Playas paradisiacas con agua cristalina que parece que estés en una postal.
  • Selvas impresionantes, con pirámides y templos mayas, manglares y una fauna increíble.
  • Comida tremendamente buena, qué te voy a contar que no sepas: guacamole, frijoles, fajitas, cochinita pibil,…
  • Y una gente maravillosa, cariñosos y amables en todo momento.

Así que era imposible no enamorarme de México ❤️

La pena es que duró muy poco, estuvimos sólo ocho días, me quedé con ganas de ver más. Así que es un país al que tengo pendiente una nueva visita y a poder ser con más tiempo para poder disfrutar al 100%. Aunque pensándolo bien mejor que no estuviéramos más porque según pasaban los días íbamos engordando unos kilitos… No se puede comer tanto ?

¡Tendré que ir a Monterrey a probar de primera mano el auténtico pollo violado! Queda pendiente para el próximo viaje.

Receta de pollo sentado a la cerveza

Ingredientes:

  • 1 pollo
  • 1 cerveza
  •  patatas
  •  cebolla
  •  limón
  •  aceite de oliva
  •  tomillo
  •  romero
  •  sal
  •  pimienta

Instrucciones:

  1. Vacía un tercio de la botella de cerveza. Mete dentro de la botella unos trozos de limón, tomillo y romero.
  2. Lava bien el pollo. Úntalo con limón por fuera y por dentro. Riega con aceite y salpimenta al gusto.
  3. En una bandeja de horno pon una cama de cebolla y patatas. Riégalas con un chorro de aceite y sal. Pon en el centro la botella de cerveza. Sienta el pollo sobre la botella.
  4. Hornea a 200 ºC durante hora y media.
Notas de la recetaPuedes usar una lata en lugar de una botella.
Utiliza las especias que te apetezcan para sazonar el pollo.
Puedes poner como acompañamiento cualquier tipo de verduras.
El tiempo de cocción del pollo depende del tamaño de éste. Calcula 50 minutos por kilo de pollo, en mi caso era casi kilo y medio por eso lo he dejado al horno 90 minutos y ha quedado perfecto.

¿Te vas a animar a hacerlo? Seguro que sí porque ¡es una receta irresistible! Quiero ver vuestras fotos del pollo sentado ?

Foto de Tina sonriendo

Soy Tina. Mamá, esposa y amante de la comida sana, los tes y el chocolate puro.
He transformado la salud de mi familia a través de una cocina consciente y equilibrada y ayudo a mujeres (y algunos hombres) a conseguirlo también.

( más sobre mí )

Suscríbete a nuestra comunidad

+ 2500 personas como tú lo han hecho ya

Foto de Tina sonriendo

Soy Tina. Mamá, esposa y amante de la comida sana, los tes y el chocolate puro.
He transformado la salud de mi familia a través de una cocina consciente y equilibrada y ayudo a mujeres (y algunos hombres) a conseguirlo también.

( más sobre mí )

2 comentarios

  1. Soporte

    Lamentablemente no he tenido la oportunidad de viajar a México. Tampoco soy un experto en la cocina, solo intento que no se me queme. Pero me ha parecido muy buena esta receta y sobre todo lo fácil que se ve.
    Voy a aventurarme a prepararlo para el fin de semana a ver que tal me sale.

    Gracias por el contenido es mu bueno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *